Pensamiento. Palabra. Acción.

Pensamiento. Palabra. Acción.

 

Armonía como proyecto institucional es pensamiento, palabra y acción, que toma forma en cada acto concreto de la vida escolar y que expresa en cada uno de sus gestos, la propuesta filosófico - pedagógica que la escuela ha logrado construir y continúa profundizando a lo largo de estos 28 años de historia compartida.

 

Es aquello que se proclama a veces en voz alta, a veces en silencio y que, desde los anhelos más profundos, modula la cotidianeidad de nuestro jardín y de nuestra escuela primaria, sus modos de encarar la enseñanza, la tonalidad de los vínculos generacionales, la forma de mirar y acompañar a un niño, de entender la infancia, las maneras de concebir a las personas en sus puestos de trabajo, el uso de los recursos, la relación con las familias y con el afuera…

 

Desde este punto de vista, nuestra propuesta escolar, se convierte en algo así como el semblante, la fisonomía, el trazado de aquello que Armonía se plantea como construcción de su propio estilo.

 

Nos sumamos a defender lo que la escuela es, como ese espacio "entre muros", ese refugio, donde el tiempo puede detenerse, debe detenerse. Donde nos damos tiempo para observar, para leer, para jugar, para estudiar, porque para que "algo pase" hay que "dar tiempo". Compartimos esta idea de escuela como un espacio y un tiempo separados del mundo, pero para observar, admirar, conocer y estudiar ese mundo.

 

Armonía jardín de infantes - escuela primaria, como ese lugar único que todavía subsiste, de encuentro real con el otro, con la alteridad, con el que vive diferente, con el que juega a otras cosas, con el que viene de una familia distinta. Un espacio que NO ES una extensión de la familia y en el que se construye y se juega lo que cada uno es, más allá de la familia de la que proviene; un espacio de "ser uno" pero "con otros".